𝗨n papel arrojado en el suelo le transformó la vida


El mayor equívoco en el que incurrimos hoy día, producto de enseñanzas equivocadas, es creer que es por nuestras obras que somos salvos. Desechamos, así, la Gracia de Dios que nos alcanza cuando nos rendimos a Él.


Era colorido, pequeño, con letras grandes y dibujos. Iba de prisa, pero no pudo escapar de la curiosidad. Hacía calor en Cali y, si algo deseaba, era llegar al restaurante. Debía aprovechar cada minuto, antes de regresar a la oficina. Lo recogió y guardó en su bolsillo. Seguir leyendo «𝗨n papel arrojado en el suelo le transformó la vida»

¿Cómo escuchar y responder al llamamiento de Dios?


Usted debe perseverar en el llamamiento de Dios. Recuerde que no es para figurar y, menos, para recibir remuneración económica. Servimos porque la Gracia de Dios así lo permite. Si nos anima alguna motivación egoísta, habremos incurrido en tremendo equivoco y deberemos responder ante el Padre celestial.


La predicación en nuestro tiempo, demanda claridad, aplicabilidad a nuestras necesidades y expectativas y dos ingredientes más que son ineludibles: que esté fundamentada en la Biblia y, en segundo lugar, que tenga un enfoque Cirstocéntrico. Seguir leyendo «¿Cómo escuchar y responder al llamamiento de Dios?«

Estamos a tiempo de evitar el hundimiento del matrimonio


La ruta para no caer en el abismo de la crisis familiar comienza cuando hacemos pequeños ajustes en nuestra forma de pensar y de actuar, lo que a la postre se reflejará en cambios positivos y duraderos.


El propósito de transformación de nuestra vida, que incluye imprimir ajustes en la relación con el cónyuge y con los hijos, constituye un viaje maravilloso en el que debemos sumar dos ingredientes: la disposición de cambio y la dependencia de Dios para lograrlo. Seguir leyendo «Estamos a tiempo de evitar el hundimiento del matrimonio»

Un liderazgo conforme a la voluntad de Dios


Descubra de qué manera aplicar un liderazgo eficaz y motivador, en su vida personal, familiar y en el entorno en el que usted se desenvuelve. Todo, conforme a la voluntad de Dios.


“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.  Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5: 13-16)

El tema del liderazgo es uno de los asuntos que más se aborda en las conversaciones diarias de cara a encontrar la vía para sacar adelante grupos de trabajo, planes al interior de comunidades de creyentes, propuestas de desarrollo, ejercicios académicos y sinnúmero de espacios de interacción humana. De lo que poco se habla es del liderazgo familiar, que debería ocupar el primer lugar en nuestro pensamiento para mejorar la calidad de vida personal, con el cónyuge y con los hijos. Seguir leyendo «Un liderazgo conforme a la voluntad de Dios»