Aprópiese de la gracia divina para vivir plenamente

Es por gracia que tenemos perdón de pecados, se abren las puertas a una nueva vida y el Señor nos asegura la eternidad en Su presencia.


Fernando Alexis Jiménez | Editor de la Revista Vida Familiar


El lago Victoria que comparte espacio entre Uganda, Kenia y Tanzania, perdió su encanto cuando el avión de Precision Air cayó aparatosamente sobre sus aguas. Cuestión de segundos que parecieron una eternidad cuando los piltos realizaban  una aproximación para aterrizar en el aeropuerto tanzanés de la ciudad de Bukoba.

Las autoridades confirmaron que al menos 19 personas murieron y una veintena quedaron gravemente heridas.

Volví a vivir—aseguró Basham Majaliwa, uno de los sobrevivientes. –Dios me ofreció una nueva oportunidad. Ebn adelante, voy a aprovechar al máximo cada instante–.

La caída de la aeronave se produjo en medio de una fuerte tormenta. La visibilidad era mínima. Todavía no está claro qué desató la falla.

Numerosos rescatistas acudieron al lago Victoria para ayudar en el salvamento de quienes spbrevivieron.

Se logró salvar a bastantes personas–, dijo el comandante de la policía de la provincia de Kagera, William Mwampaghale. —Cuando la aeronave estaba a unos 100 metros en el aire, se encontró con problemas y mal tiempo. Estaba lloviendo y el avión se hundió en el agua—relató.

VOLVER A VIVIR SÍ ES POSIBLE

La afirmación: «Volvimos a la vida» que expresaron con esperanza los sobrevivientes del accidente aéreo en el lago Victoria, se materializa también entre quienes, habiendo estado «muertos en delitos y pecados» se apropian por fe de la gracia de Dios.

Es por gracia que tenemos perdón de pecados, se abren las puertas a una nueva vida y el Señor nos asegura la eternidad en Su presencia.

Por supuesto, no es por méritos propios, sino por la obra de Cristo en el Gólgota.

«Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.» (2 Corintios 5: 21 | RV 60)

Probablemente usted ha cometido muchos errores en la vida. Se siente avergonzado. Sin embargo, cuando vamos a Dios por su gracia, todos los pecados son arrojados al fondo del mar (Miquetas 7: 18, 19)

TOTALMENTE LIMPIOS ANTE EL PADRE

El perdón es definitivo. Aun cuando el enemigo espiritual, Satanás, quiera echarnos en cara los equívocos de pasado, la gracia nos alcanza y ahora, delante del Padre celestial, somos justosy santos:

«Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,  nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,  el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,  para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.» (Tito 3:4-7| RV 60)

Ese lavamiento sobrenatural, nos permite emprender un nuevo caminar.

Después de pasar doce años en prisión, Alberto no solo recobró la libertad, sino que, además, le abrió las puertas de su corazón a Jesucristo.

Entendió lo maravilloso que es el perdón por gracia y de qué manera, afianzados en esa gracia, podemos vivir diariamente, por encima de las tentaciones y dificultades que enfrentamos.

UNA NUEVA VIDA EN CRISTO

Experimentar una nueva vida en Cristo es posible. De nuestro corazón nace la disposición de renunciar al pecado. No es por obras, sino por gracias. Nuestros esfuerzos no son los que marcan la diferencia, sino el amor de Dios. Su favor inmerecido.

El apóstol Pablo escribió:

«Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.» (Gálatas 2:19-21 | RV 60)

Es por gracia que podemos experimentar esa nueva vida. La razón es sencilla: si nos amparamos en la voluntad propia, terminaremos frustrados porque siempre cometeremos errores y nuestra inclinación será volver atrás.

Por el contrario, cuando nos acogemos a la gracia, nos levantamos y avanzamos por fe, siempre.

LA GRACIA DE DIOS ES PARA TODOS

Es cierto que la soberanía de Dios es la que determina la salvación del hombre. Sin embargo, Él no ha dispuesto que alguien se condene y otro más se salve.

La gracia de Dios nos alcanza a todos y, con la gracia, el perdón de pecados para emprender una nueva vida.

Escribiendo a los creyentes de Roma, el apóstol Pablo señala:

«Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.» (Romanos 3. 21-26 | RV 60)

Quizá usted reconoce que su vida necesita un cambio. Está cansado de una concatenación de errores, uno tras otro, hasta pensar que no soporta. Incluso, ha llegado a experimentar la sensación de que no hay esperanza. Siente que se encuentra en un callejón sin salidad.

Hoy es el día de emprender esa transformación que anhela. No en sus fuerzas, sino por la gracia de Dios. Aprópiese de la gracia por fe y avance cada nuevo día.


Escuche las transmisiones de Vida Familiar >> www.is.gd/programavidafamiliar


Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.